Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Inicio arrow Cajón desastre arrow La loca Cibeles (Taller Literario) arrow Fragmento de FLORES DE GUERRA. LA ODISEA DE LA GUERRA QUE NO ME CONTARON de Alfonso Rincón
Fragmento de FLORES DE GUERRA. LA ODISEA DE LA GUERRA QUE NO ME CONTARON de Alfonso Rincón PDF Imprimir E-Mail
PRIMERA PARTE

“La preguerra”

1. CUANDO NOS VISITÓ EL ABUELO…

Cuando el abuelo visita “La Casa Grande” toda la familia está pendiente de él menos Carola. Llega en su coche, un Ford modelo A, vestido con una camisa cruda de manga larga, pantalón negro de hilo mal planchado y en la cabeza un sombrero de paja color marfil con una cinta negra sobre el ala que aumenta su austeridad; llega solo, sentado en el asiento de atrás, estirado como un encino chaparro y robusto, y se apoya en un bastón con las dos manos, que más le vale para concentrar el hilo de sus cavilaciones que de vara de mando o de apoyo en sus andares. Antes de que Manolillo, su chofer, se acerque a abrirle la puerta, baja con energía apoyándose alternativamente en una y otra pierna, posiblemente entumecidas por el viaje, y se balancea dos veces como un barco que busca el rumbo hasta alcanzar con firmeza el portal de la casa. De pie en el escalón espera a que Manolillo le haga la pregunta habitual:

–Amo Domingo, ¿Qué hago?

Y Manolillo casi siempre recibe la misma respuesta en un tono entre campechano y regañón:

–¡Pues qué vas a hacer! Estate por aquí, por si te necesito– le contesta Domingo antes de meterse en la casa.

Amo y criado se dicen “hasta luego” y sonríen con un gesto de complicidad en la despedida.

Manolillo es un chico joven de pelo ensortijado y moreno, lleva un pantalón azul marino y una camisa de manga larga del mismo color, de esas que usan los mecánicos; muy dispuesto y listo, poco metijoso pero con gusto entra en conversación cuando su amo le pregunta su parecer. Ambos tienen hecho un pacto de confidencialidad sin haberlo hablado, en el que el chico nunca comenta de dónde vienen o a dónde van, ni cuáles son los proyectos de su jefe, ni con quién se junta. A cambio, Manolillo, además de su sueldo, piensa que tiene un puesto agradable y de poco trabajo, se mueve de un pueblo a otro, cosa todavía poco frecuente entre sus conocidos por aquel entonces, que le da importancia y le permite aprender cosas aunque sólo sea por escuchar conversaciones de gente más instruida y observarles cómo se comportan. Manolillo sueña con que algún día el amo Domingo le compre un camión para hacerse autónomo. Se aprecian mutuamente y, en el recogimiento que entrañan los viajes en coche, Manolillo responde con mucha sorna a las preguntas jocosas, y alguna vez indiscretas, que le hace el amo.

Domingo se empina para hacer fuerza y poder abrir la puerta principal de la casa –puerta alta de dos hojas, toda pintada de negro, configurada en hierros verticales con adornos de flores y arabescos forjados y unas chapas de acero que la cubren por las espaldas para guardar la intimidad del hogar–; puerta pesada que, un momento antes de hacer el esfuerzo, abre desde dentro su hija Carolina, acompañada de su niñita Carola, que salen a recibirle.

Padre e hija se conectan con miradas cálidas pero breves, que equivalen a unos saludos afectivos en estos pueblos de La Mancha sobrios y poco expresivos. Domingo dice “hola” y Carolina simultáneamente le pregunta “cómo estás, padre”, y ambos se responden “bien”. Y se miran otra vez como prueba de aceptación.




Este fragmento pertenece a la primera página del libro Flores de guerra. La odisea de la guerra que no me contaron de Alfonso Rincón.


Ficha técnica del libro:
Título: Flores de guerra. La odisea de la guerra que no me contaron
Autor: Alfonso Rincón Serrano
ISBN-13: 978-84-96877-39-9
Nº páginas: 620
Encuadernación: Rústica 15 x 23 cm
Peso: 900 gr.
Fecha de publicación: 10 de noviembre de 2010
PVP: 17.95 € (IVA incluido)
También disponible en e-book ISBN 978-84-96877-40-5
Género: Narrativa. Novela histórica. Guerra Civil Española.
 
< Anterior   Siguiente >

Noticias

Suscripción Newsletter

Si deseas recibir más información sobre nuestras actividades date de alta en nuestra Newsletter.