Joomla extensions and Joomla templates by JoomlaShine.com
Inicio arrow Cajón desastre arrow La loca Cibeles (Taller Literario) arrow FOTOGRAMA O SECUENCIA. (Alegoría con acotaciones del autor) por Gregorio Torres Treviño.
FOTOGRAMA O SECUENCIA. (Alegoría con acotaciones del autor) por Gregorio Torres Treviño. PDF Imprimir E-Mail
Se ha utilizado el símil del fotograma de una película para el resultado de las recientes elecciones andaluzas. Quizá sea un buen símil, pero tal vez fuese mejor compararlo con una secuencia, ese grupo de fotogramas que recoge una acción completa de la película. 
Por ejemplo, la salida en bloque de los ganadores avanzando eufóricos como una piña a través de un puente en el que en el extremo opuesto esperan los fotógrafos con los cañones de sus cámaras preparados para inmortalizarlos. Preciosa secuencia que, no sé el motivo, me ha recordado aquella otra del Soldado Ryan. 
“Avanzando, las cadenas de los Tigres, atruenan en el aire. Hay tensión en los defensores del puente, no saben lo que se les viene encima, sólo lo escuchan llegar, primero como un murmullo, luego, en estruendo metálico amenazante. ¡Estupendo!, el director va fraguando con calma premeditada el clímax y no puedes evitar removerte en tu asiento.
Hay carreras nerviosas entre los que esperan… ¿aquí?... no, mejor aquí, piensan los defensores del puente para tener mejor visión de los nazis que avanzan. Ya ven sus uniformes color oscuro, ¿SS?... quizá no, se animan, sólo una avanzadilla de los Panzzer que viene detrás, seguramente no pueden evitar el mismo escalofrío que nosotros en la butaca, pero están ahí, con sus cañones del veinticinco, sus morteros del treinta y sus lanzagranadas… ¡es impresionante verles llegar agazapados tras el carro que enfila la pasarela. 
Carreras, disparos, ráfagas, estruendo…, una barahúnda de polvo y escombros. En lo alto del campanario un franco tirador intenta poner orden, selecciona con el mayor cuidado sus disparos a través de la mira telescópica de su arma (Acción de la Justicia, aquí la juez Alaya). Ese que corre agazapado, ¡zas!... aquél que se esconde tras los cascotes, ¡zas,  zas!... el de más allá que intenta escabullirse en el caos... ¡Dios ayúdame!, pide el tirador accionando el cerrojo del fusil… (Se pide ayuda por acoso mientras realiza su instrucción. Intentan escurrir el bulto, ninguno sabe nada).
Ha acertado a muchos, tal vez demasiados… pero sigue en su puesto; bajo la atalaya, carreras, gritos, cadenas de tanques saltando por los aires, pide ayuda… ¡munición!... ¡munición!, grita (Necesidad de medios para su trabajo). Es muy eficaz, pero cuando mira abajo, el cañón del carro le apunta directamente (Impacto electoral). Polvo, cascotes, llamas… (No se tiene en cuenta la corrupción y el esfuerzo no ha servido para nada, un espejismo, todo se derrumba  a su alrededor).  
De repente, los flashes de los fotógrafos que aguardan me devuelven a la realidad cotidiana de esta otra secuencia real como la vida misma y esta sería buena para otra película: Salvar al ciudadano Pérez. (Recuperar la Democracia).
Personajes simbólicos en la secuencia:
Avanzadilla: El Poder “encastillado”
Francotirador: La Justicia (Juez Alaya)
Torre de la iglesia y la acción del tirador: Una instrucción judicial.
Disparo del cañón: El voto sin castigo a la corrupción.

Gregorio Torres Triviño
24 de marzo 2015

 
< Anterior   Siguiente >

Noticias

Suscripción Newsletter

Si deseas recibir más información sobre nuestras actividades date de alta en nuestra Newsletter.